7/12/17

Controla el asma comiendo sano [7-12-17]


Controla el asma comiendo sano

Diversos estudios del Instituto Nacional de Salud Pública entre escolares de Cuernavaca, Morelos, y la Ciudad de México han encontrado que consumir alimentos como frutas, vegetales, oleaginosas, pescados y mariscos, así como evitar comida rápida y golosinas, puede ayuda a controlar el asma.

Esto se debe a que las frutas y vegetales son ricos en fibra y antioxidantes; en minerales como el magnesio, potasio y hierro; y en vitaminas, como la A, E y C.

Las oleaginosas (como la nuez, almendra, cacahuate y avellana) aportan al organismo grasa de origen vegetal y son la principal fuente de vitamina E.

Los pescados y mariscos tienen un alto contenido de proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos omega 3.

Por otra parte, la comida rápida y las golosinas (como papas fritas y chocolates) tienden a ser alimentos ricos en grasas, con alta densidad energética y pobres en micronutrientes y fibras.

Carlos Báez Loyola, director de la Clínica de Asma y Alergia del Hospital Médica Sur, explicó que quienes lo padecen manifiestan episodios recurrentes de tos, disnea, sibilancias y dolor torácico.

El neumólogo sostuvo que la enfermedad debe ser atendida de manera integral, reduciendo la exposición a factores desencadenantes o alérgenos -pelo de mascotas, polvo casero, cambios de temperatura, contaminación, humo de tabaco, infecciones respiratorias y emociones fuertes (miedo, ira, estrés)-, además de llevar un tratamiento farmacológico de largo plazo.

Báez Loyola coincidió en la importancia de cuidar la alimentación para evitar complicaciones de la enfermedad, que es el mal respiratorio crónico más común entre la población infantil.
 

6/12/17

Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entre las mujeres

Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entre las mujeres

Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entre las mujeres

Investigaciones anteriores identificaban otros factores, como la exposición a alergenos o infecciones virales, como otros determinantes de los síntomas de asma.

latercera.com

Las mujeres tienen dos veces más probabilidades que los hombres de sufrir asma, algo que un nuevo estudio publicado hoy por la revista Cell Reports atribuye a los efectos de las hormonas sexuales en las células de los pulmones.

El trabajo, realizado por científicos de las Universidades de Vanderbilt y Johns Hopkins de EE.UU., indica que la testosterona obstaculiza una célula inmunitaria vinculada a los síntomas del asma, como la inflamación y la producción de moco en los pulmones.

“Cuando comenzamos este estudio, realmente pensamos que las hormonas ováricas aumentarían la inflamación y no que fuese la testosterona la que mejorara la situación”, aseguró el jefe del equipo, Dawn Newcomb, del Centro Médico de Vanderbilt.

“Me sorprendió ver que la testosterona era más importante para reducir la inflamación”, agregó.

Las investigaciones han establecido que los niños tienen 50% más de probabilidades que las niñas de sufrir asma, una tendencia que se revierte después de la pubertad, cuando las mujeres tienen dos veces más probabilidades de tener asma que los hombres.

Este patrón, según los investigadores, continúa hasta que las mujeres llegan a la menopausia, después de lo cual las tasas de asma entre las mujeres comienzan a disminuir.

Investigaciones anteriores identificaban otros factores, como la exposición a alergenos o infecciones virales, como otros determinantes de los síntomas de asma.

Newcomb y sus colegas analizaron células de pulmón humanas y de ratón, en concreto las linfoides conocidas como ILC2, que producen citoquinas, proteínas que causan inflamación y producción de moco en los pulmones, lo que dificulta la respiración.

También recolectaron sangre de personas con y sin asma y descubrieron que quienes padecían asma tenían más células ILC2 que las que no la sufrían y que, de ese grupo, las mujeres asmáticas tenían más células ILC2 que los hombres asmáticos.

Cuando los investigadores agregaron hormonas ováricas a estas células ILC2, como estrógeno y progesterona, no observaron un aumento en la producción de citoquinas, pero cuando lo hicieron con testosterona, vieron que la hormona evitaba que las células se expandieran y reducía la producción de esa proteína.

Aunque el estudio se centró en la testosterona, los investigadores esperan explorar los efectos de otras hormonas sexuales en el asma.

25/11/17

Las cosas que debes saber del asma [25-11-17]


Las cosas que debes saber del asma

Hay quienes piensan toda alergia es asma y que una simple tos o estornudos constantes significan que se padece esta enfermedad, pero la verdad es que se trata de un padecimiento que cada vez cobra más víctimas

Hay quienes piensan toda alergia es asma y que una simple tos o estornudos constantes significan que se padece esta enfermedad, pero la verdad es que se trata de un padecimiento que cada vez cobra más víctimas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que se trata del mal crónico más común en pediatría, ya que afecta a más del 10% de los niños en el mundo.

La presencia del asma ha aumentado sorprendente en la última década y expertos en el tema consideran que 50% de los lactantes y niños menores de tres años sufrirán al menos un episodio de inflamación de la vía aérea con silbido del pecho.

Los riesgos son mayores para los niños pequeños que padecen este tipo de problemas de forma recurrente en esta etapa de lactancia, pues enfrentan una amenaza mayor de desarrollar asma persistente cuando lleguen a la adolescencia.

Trinchera efectiva

El campo de batalla luce complicado, más un cuando se sabe que no había un plan de tratamiento específico para tratar la enfermedad asmática en pacientes pediátricos y adultos.
Los especialistas dicen que desde el punto de vista tradicional, el manejo de asma crónica en los niños ha diferido poco del tratamiento ofrecido a los adultos. Ciertos aspectos específicos del mal en infantes son limitados debido a la escasa cantidad de estudios en pacientes de esa edad y hasta ahora no existían consensos internacionales para el control del asma pediátrica.

Pero, este año, salió a la luz pública un conjunto de recomendaciones enfocadas en el diagnóstico, monitoreo y manejo práctico del asma infantil, que sirve de guía para el médico en la práctica clínica para el control eficaz y seguro.

Esta guía nace porque el asma infantil se comporta de manera distinta al de los adultos y requiere un enfoque diferente en el diagnóstico y tratamiento. Los pulmones de los niños aún están en desarrollo; el sistema inmunitario es inmaduro y su vía respiratoria es pequeña, por lo que se obstruye con más facilidad.

Mapa mundi

El consenso PRACTALL fue desarrollada por especialistas en asma de 20 países, algunas de sus recomendaciones son:

Diagnóstico

La evaluación y el reconocimiento cuidadoso de los desencadenantes del asma son importantes en la educación, control ambiental y pronóstico del paciente. Evitarlos debe ser parte de la estrategia para su manejo. Entre los que se pueden evitar están: Humo del tabaco, irritantes y algunos alérgenos.

La identificación de los fenotipos del asma (como la inducida por virus, alérgica y provocada por ejercicio) debe diferenciarse siempre. Aunque el ejercicio puede ser un desencadenante, éste no debe evitarse. Se debe alentar a los niños asmáticos a participar en deportes, con un control eficiente.

Las pruebas de alergia son importantes de realizar a todas las edades cuando sea necesario, puesto que es importante confirmar las posibles contribuciones de alérgenos a las exacerbaciones de asma.

Control práctico del asma

El consenso sugiere que el diagnóstico y tratamiento se basen en una historia completa del caso. Los expertos clasifican los medicamentos del asma en dos grupos: de rescate y de control. El informe expresa que el objetivo del tratamiento es controlar los síntomas y prevenir las exacerbaciones con efectos secundarios mínimos. También, remarca que el tratamiento de la inflamación de la vía aérea lleva a un control óptimo del asma.

Entre los medicamentos de control se encuentran los corticosteroides inhalados (CSI), tratamiento de primera línea para asma persistente, cuyo objetivo principal es reducir la inflamación bronquial. Existen otros denominados (LTRA) receptores de leucotrienos considerados como un tratamiento alternativo de primera línea para asma persistente, útiles cuando el paciente también padece rinitis.

Educación

El estudio indica que para manejar de manera correcta el asma, la educación juega un papel importante. Las recomendaciones remarcan la necesidad de que los médicos se aseguren de que los padres estén conscientes y entiendan la enfermedad en sus niños ya que ellos, desempeñan un papel crítico en reconocer los signos del asma no controlada como jadeo, silbido, dificultad para respirar y tos persistente.

9/11/17

El sol es bueno para el asma [9-11-17]


El sol es bueno para el asma

Puede prevenir afecciones respiratorias

Podría prevenir afecciones respiratorias como el asma y la tuberculosis, especialmente en los niños. De ahí la importancia de tomar prudentes baños de sol, especialmente en ciudades frías.

La vitamina D, que se absorbe principalmente gracias al sol, es un factor de protección frente al asma infantil. El reciente estudio liderado por investigadores del Centro de Salud Pública de Castellón en España  constata un mayor riesgo de padecer este problema respiratorio para los niños que viven en ciudades más frías y húmedas, como Bogotá, Tunja o Manizales.

La investigación, realizada sobre una muestra de más de 45,000 niños y adolescentes y publicada en International Journal of Biometeorology, destaca que las condiciones climáticas, sobre todo la radiación solar, explican en muchos casos la alta variación geográfica en la prevalencia de asma en los niños.

“Aunque son necesarios más estudios sobre el tema -la hipótesis apenas tiene cinco años-, está claro que una exposición media al sol es importante para la asimilación de la vitamina D, un compuesto que cada día adquiere más importancia en la prevención de enfermedades como el asma, la tuberculosis u otras enfermedades infecciosas”, explica el epidemiólogo en el Centro de Salud Pública de Castellón y autor principal de la investigación, Alberto Arnedo-Pena.

De hecho, el 90 por ciento de la vitamina D se sintetiza gracias a la exposición solar. Esta vitamina, que se encuentra en distintos receptores celulares, suele situarse en niveles más bajos en las personas que tienen asma. Por ello, los resultados confirman que en las zonas donde hay menos sol y más humedad la prevalencia de la enfermedad en niños es más alta. Por ello se habla de la conveniencia de 20 a 30 minutos diarios de exposición solar, especialmente en los niños, fuera de las horas de máximo riesgo.

El lado oscuro del sol

Al hablar del astro rey, hay que acudir al famoso refrán popular: ni tanto que queme al santo, ni poco que no lo alumbre. En la campaña “El Sol mantenlo a la sombra”, la Liga Colombiana contra el cáncer advierte que el cáncer de piel es el de mayor incidencia en Colombia. Y los más afectados son los niños ya que el daño que se produce en la piel es acumulativo; es decir, una insolada de hoy puede llevar a un cáncer 20 años después. No se trata de condenar al sol pues es fundamental para la vida sino de enseñar que en exceso puede ser perjudicial. Los niños están entre 2,5 y 3 horas al aire libre y pueden recibir 3 veces más radiación UV que los adultos, debido a que tienen más oportunidades de exponerse al sol. Recomendación BIT*: usar bloqueador, gorro, manga larga y no exponerse a las horas pico o de más radiación: entre las 10 de la mañana y a las 3 de la tarde.

Estrellas ‘amantes’ del astro rey

1. La famosa cantante Gwen Stefani y su esposo, Gavin Rossdale, disfrutan los días familiares en la playa de Newport Beach, en Malibú. Desde que sus hijos Kingston y Zuma estaban pequeños se les ha visto dándole extensos baños de sol.

2. Desde que Suri era pequeña, el médico familiar les recomendó a sus padres, Tom Cruise y Katie Holmes, que recibiera muchos baños de sol. Esta familia ha sido fotografiada en Paloma Beach (Francia), Rio de Janeiro (Brasil), Miami Beach (Florida), entre muchas otras playas del mundo.

3. David y Victoria Beckham siempre sacan tiempo, de sus apretadas agendas, para brindarles un toque de sol a sus hijos: Brooklyn, Romeo y el pequeño Cruz, en Malibú, su playa favorita en California.

30/10/17

El eccema, la rinitis y el asma en niños están "fuertemente" asociados [30-10-17]


El eccema, la rinitis y el asma en niños están "fuertemente" asociados

Un estudio europeo con más de 20.000 niños ha descubierto que la coexistencia del eccema, la rinitis y el asma en el mismo niño es mucho más frecuente de lo que se esperaría si estas enfermedades fueran independientes unas de las otras.

Un estudio europeo con más de 20.000 niños ha descubierto que la coexistencia del eccema, la rinitis y el asma en el mismo niño es mucho más frecuente de lo que se esperaría si estas enfermedades fueran independientes unas de las otras.

"Teniendo en cuenta que un 20 por ciento de los niños tienen al menos una de estas enfermedades y un 4 por ciento tienen dos o tres, los pacientes y los médicos deben ser conscientes de la tendencia de estas enfermedades a que se produzcan en los mismos niños y la necesidad de un enfoque integrado", según ha asegurado el director del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) de Barcelona y autor del estudio, Josep M. Antó.

En concreto, la investigación, publicada en 'The Lancet Respiratory Medicine', muestra que los niños con dos o tres enfermedades alérgicas (eccema, rinitis y asma) a los 4 años tienen una predisposición de entre 30 y 60 veces mayor de tener dos o tres de estas enfermedades a los 8 años.

Incluso, los niños con sólo una de estas enfermedades a los 4 años tienen una predisposición de 4 a 7 veces mayor de tener dos o tres de estas enfermedades a los 8 años. Estos riesgos se encontraron tanto en niños sensibilizados como en niños no sensibilizados a al menos uno de los alérgenos comunes estudiados.

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores evaluaron 23.434 niños de entre 4 y 8 años de 12 estudios europeos de cohortes de nacimiento basados en la población procedente de Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Noruega, Suecia y España. Estos países participan en el proyecto MeDALL (Mecanismos de Desarrollo de la Alergia), financiado por la Unión Europea, que registró información de padres y médicos sobre las enfermedades alérgicas de los niños participantes y recogieron anticuerpos IgE contra seis alérgenos en muestras de sangre (sensibilización).

Así, los expertos comprobaron que alrededor del 4 por ciento de los niños de entre 4 y 8 años tiene dos o tres enfermedades aunque en un 50 por ciento la coexistencia de dos o tres enfermedades se debe al azar. No obstante, y aunque la presencia de las dos o tres enfermedades es más común en niños sensibilizados a los alérgenos estudiados, también estuvo presente en los que no lo están.

"Por este motivo, nuestro estudio también sugiere que la atopia (presencia de anticuerpos IgE contra alérgenos en la sangre) no puede ser considerada como la causa dominante de la coexistencia de estas enfermedades y que es necesario investigar otros mecanismos", ha zanjado Antó.

27/10/17

El asma bronquial [27-10-17]


El asma bronquial

  • Existe una predisposición genética, pero en su desarrollo también influyen factores causales y factores favorecedores
  • Se trata de la enfermedad crónica más frecuente en la infancia
El asma bronquial es una enfermedad respiratoria que cursa con inflamación de los bronquios. El aire circula por estos desde el exterior llevando oxígeno hacia el interior y viceversa para expulsar el dióxido de carbono. En una persona sin asma, los músculos de la vía aérea están relajados, el recubrimiento interno es delgado y el aire fluye fácilmente. Sin embargo, en la persona con asma el recubrimiento interno de la vía aérea se inflama, aumenta la producción de moco y el músculo se engrosa, haciendo que el aire fluya con dificultad.

El asma es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia. Afecta a los niños a cualquier edad, desde lactantes a adolescentes. Cuanto más mayor es el niño, es más frecuente. Se calcula en España que entre los 6-8 años, el 6% de los niños y niñas tiene asma, y entre los 12-14 años, el 8-10% tiene asma. En adultos se estima una prevalencia del 5%.

¿Cómo se produce el asma?

Existe una predisposición genética que tiene la persona para desarrollar el asma. Lo que se hereda es una predisposición que tiene el organismo para defenderse de la entrada de proteínas extrañas (antígenos), a lo que se denomina 'atopia'. Pero para que eso se exprese en forma de enfermedad es necesario que se conjuguen con otros factores del ambiente como: factores de naturaleza alérgica (ácaros del polvo doméstico, animales de compañía como perros o gatos.), la contaminación atmosférica, las infecciones respiratorias por virus o bacterias, las alergias, el tabaquismo y otros factores que influyen en los síntomas y en la gravedad del asma.

De esta forma, deben diferenciarse los denominados «factores predisponentes» al asma (genética o herencia), los «factores causales», que serían determinados antígenos del medio (que se pueden dar con mayor o menor frecuencia e intensidad), los «factores favorecedores «(tabaco, ciertos alimentos, infecciones, etcétera).

El asma bronquial se clasifica en:

1.- Intrínseco, cuando no se detectan factores causales alérgicos que lo desencadenan.

2.- Extrínseco, cuando se detectan factores causales de índole alérgico que lo desencadenan (ácaros, pólenes, epitelios, etc..).

3.- Inducido por el esfuerzo, cuando es el ejercicio físico y el deporte el que lo desencadena.

4.- Profesional, cuando el agente que lo desencadena se encuentra dentro del entorno laboral (pinturas, productos químicos, mohos, etc).

Diagnóstico

Lo más importante para diagnosticar el asma son los síntomas que se producen, como:

1.- Tos seca y pertinaz que se presenta por las mañanas, durante el ejercicio, la risa y/o el llanto.

2.-Sensación de opresión (tirantez torácica) en el pecho que impide respirar.

3.-La falta de aire al correr o que despierta de madrugada.

4.-Los silbidos en el pecho ocasionales o persistentes.

Para hacer un diagnóstico completo, el médico preguntará por esos síntomas, por la frecuencia e intensidad que se manifiestan. Obtendrá también datos familiares, las cuestiones laborales y tóxicas, posibles alergias, etc. Se realizará una espirometría, que pondrá de manifiesto la presencia de obstrucción al paso del aire y la mejora de los flujos de aire espirados tras administrar un fármaco broncodilatador inhalado. El diagnóstico también se completa con un estudio alergológico frente a los neumoalérgenos más habituales (ácaros del polvo doméstico, epitelios de animales, pólenes y hongos).

Una vez diagnosticada la enfermedad, es necesario tratarla de varias formas:

1.-Procurar no estar en contacto con las causas que lo producen, generalmente de naturaleza alérgica (ácaros del polvo, animales de compañía, perros, gatos, pólenes, hongos), también las infecciones virales o bacterianas, por lo que deberán evitarse estos contactos.

2.-Administrando fármacos antiinflamatorios inhalados (derivados de los corticoides) y con la ayuda de broncodilatadores inhalados, estos actúan abriendo los bronquios, facilitando así el paso del aire por los bronquios a los pulmones. En muchas ocasiones el paciente asmático deberá mantener un tratamiento a pesar de encontrarse sin síntomas y realizando una vida prácticamente normal. Tampoco hay que tener miedo a los efectos de la cortisona (vía inhalatoria), ya que los beneficios son considerables y los posibles efectos secundarios son mínimos. Debemos tener en cuenta que siempre será el médico quien nos indique cuál es el tratamiento más adecuado para cada paciente.

En cuanto al tratamiento en niños, se suele administrar directamente por medio de un aerosol y la cantidad de medicamento que absorbe es muy pequeña. Por lo tanto, los inhaladores administrados bajo supervisión médica consiguen un buen control del asma en la infancia, sin alteración del crecimiento del niño.

21/10/17

Los productos de limpieza pueden provocar síntomas de asma [21-10-17]

Los productos de limpieza pueden provocar síntomas de asma

Los productos de limpieza pueden provocar síntomas de asma
 El olor y los vapores de los productos delimpieza que se utilizan en el lugar de trabajo pueden agravarel asma, según revela un estudio sobre un grupo de empleados deservicios profesionales de limpieza.

Productos como blanqueadores, líquidos limpiadores devidrios, detergentes y aromatizantes del ambiente exacerbaronlos síntomas asmáticos de las empleadas. La disminución de lafunción pulmonar duró hasta la mañana siguiente de laexposición; en algunos casos empeoró con el tiempo.

"Estos resultados respaldan la importancia de diseñarprogramas laborales de salud y seguridad para reducir laexposición a las sustancias químicas irritantes de los productosde limpieza", publican los autores en Occupational andEnvironmental Medicine.

El equipo de David Vizcaya, del Centro de Investigación delHospital de la Universidad de Montreal, Canadá, evaluó lossíntomas respiratorios de 21 mujeres durante dos semanas.

Todas habían tenido síntomas asmáticos el año anterior yocho de ellas convivían con la enfermedad desde hacía mástiempo. Todas eran empleadas de empresas de limpieza deBarcelona, España.

Durante el estudio, las mujeres registraron los productos delimpieza que utilizaban en el trabajo y la forma de aplicación,en líquido o spray. La lista incluyó 14 productos(blanqueadores, detergentes, desengrasantes, limpiadores dealfombras y ceras).

Las mujeres usaban alrededor de dos tipos de productos delimpieza por día. Tres de cada cuatro días de trabajo, quedabanexpuestas a por lo menos una sustancia irritante potente, comoamoníaco o ácido hicroclorhídrico.

En ese período, 17 mujeres tuvieron por lo menos un síntomade las vías respiratorias superiores, como estornudos,carraspera y rinorrea. Dieciocho mujeres también informaron porlo menos un síntoma del tracto respiratorio inferior, como tos,sibilancias o dolor en el tórax.

Se registró una relación más fuerte entre la exposición alos productos de limpieza y la aparición de esos síntomas en lasmujeres con antecedentes asmáticos que en el resto de lasmujeres. Pero dada la pequeña cantidad de participantes en elestudio, los autores advierten que esos resultados deberíaninterpretarse "cuidadosamente" y que se necesitan más estudios.

Investigaciones recientes habían asociado el uso de cloropara las piscinas o la limpieza de las viviendas o las escuelascon el asma y las infecciones respiratorias en los nadadores ylos alumnos.

Estos riesgos no sólo se registran entre los empleados delas empresas de limpieza, según dijo el doctor Norman H.Edelman, consultor senior de asuntos científicos de laAsociación Estadounidense del Pulmón (ALA, por su sigla eninglés). Explicó que el uso de esos productos en el hogartambién puede ser peligroso.

Por ejemplo, mezclar productos de limpieza con cloro yamoníaco puede causar daño pulmonar grave. En la industria, laprotección de los trabajadores varía considerablemente. Lasnormas de seguridad no sólo varían entre los países, sinotambién entre las industrias.
 

15/10/17

El otoño, la peor época para los niños asmáticos [15-10-17]


El otoño, la peor época para los niños asmáticos 

El 33% de los menores de cinco años han sufrido alguna crisis asmática. La presencia de la gripe A obligará a médicos, padres y educadores a prestar una especial atención a los niños con asma.

La mayoría de los niños pequeños tiene asma exclusivamente durante las infecciones virales. Es por eso que con la llegada del otoño y la vuelta al cole, convenga extremar las precauciones. El resfriado común, el frío y la mayor presencia de alergenos en los colegios y guarderías provoca que un niño con asma tenga recaídas.

Ante el temor a la gripe A, los expertos son claros: "El mensaje es de tranquilidad. No hay que ser alarmistas, pero tampoco bajar la guardia", explica el doctor Jerónimo Fernández Torrente, vicesecretario de la Organización Médica Colegial.

De cara a reducir el riesgo de síntomas de asma que puede desencadenar la gripe A entre estos pacientes, Fernández Torrente recalca la necesidad de extremar todas las medidas farmacológicas e higiénicas para controlar la enfermedad.

Los niños deben lavarse las manos con frecuencia y taparse la nariz y la boca cuando tosen o estornudan. La severidad que pueda tener la gripe A en niños es todavía desconocida, por lo tanto los padres de niños asmáticos han de estar alerta y, ante la presencia de los síntomas, no llevar al menor al colegio.

La pediatra Mar Duelo recomienda tranquilidad a los padres. "Ante los primeros síntomas gripales deben tratar al niño en casa, con antitérmicos y lavados nasales", explica. Si el pequeño no reacciona al tratamiento para bajar la fiebre o empeora, es el momento de acudir al médico.